Manifiesto

El Partido Popular, con Mariano Rajoy como candidato a presidente del Gobierno, concurrió a las pasadas elecciones generales celebradas el 20 de noviembre de 2011 con un programa que logró concitar un apoyo extraordinario, nunca antes conocido en nuestra democracia.

El Grupo Parlamentario Popular, que sostiene la acción del Gobierno, obtuvo la más amplia mayoría absoluta conocida hasta la fecha, al obtener 186 diputados, correspondientes a 10.830. 693 votos, un 44,6 % del total.

El máximo responsable de lo que se ha hecho (y lo que no) con este enorme caudal de legitimidad democrática no es otro que Mariano Rajoy. Es conocido que en buena parte de los cuadros medios y entre los parlamentarios del PP hay una identificación y un compromiso con las líneas políticas y sociales tradicionales del partido.

Sin embargo, el presidente del Gobierno, junto a un grupo reducido de colaboradores situados en puestos estratégicos, han incumplido todos los compromisos.

Por ello, proponemos a los ciudadanos romper con Mariano Rajoy:

  • Yo rompo con Rajoy por apoyar finalmente una ley de barra libre de abortos. Primero retrasó la elaboración del Proyecto de Ley de Protección de la vida del Concebido y de los Derechos de la Mujer Embarazada… Después, tras su aprobación por unanimidad por el Consejo de Ministros, evitó su tramitación parlamentaria, con lo que gracias a Mariano Rajoy la ley de ‘barra libre’ de aborto de Zapatero sigue plenamente en vigor.
  • Yo rompo con Rajoy por aceptar la presencia del brazo político de ETA en las instituciones. Los representantes de la banda terrorista han campado a sus anchas, recibiendo ingentes cantidades de dinero de los impuestos de los españoles.
  • Yo rompo con Rajoy por mantener el modelo educativo de Rodríguez Zapatero en los colegios. Desde el principio de la legislatura, cuando se mantuvo toda la estructura del extinto Ministerio de Igualdad, génesis de la ley de barra libre de abortos, el Gobierno ha dado alas al feminismo radical, y no ha abierto cauces de elección a los padres sobre la educación de sus hijos.
  • Yo rompo con Rajoy por no afrontar de manera activa y eficaz el peligro de ruptura de España.

    Contemporizar y evitar decir las cosas con claridad y contundencia han sido las señas de identidad de Rajoy respecto al desafío secesionista , en especial respecto a los últimos años en Cataluña.

  • Yo rompo con Rajoy por humillar a las víctimas del terrorismo. Lejos queda el apoyo del PP a las manifestaciones de las víctimas del terrorismo. Lejos queda aquella imagen de Rajoy sobre un mar de banderas acompañado por María San Gil y José Antonio Ortega Lara en la Plaza de Colón de Madrid. Las víctimas del terrorismo se han convertido en un bulto sospechoso.
  • Yo rompo con Rajoy por la corrupción de su partido. Gürtel, el ‘Caso Bárcenas’ y el uso de las ‘tarjetas black’ de Caja Madrid son los hitos más importantes.
  • Yo rompo con Rajoy por su desbocada subida de los impuestos. Toda la campaña electoral diciendo que bajarían los impuestos, para acabar subiéndolos como pocas veces antes en nuestra democracia, ahogando en especial a las familias numerosas y los autónomos.
  • Yo rompo con Rajoy por el despilfarro con el dinero público. BOE a BOE, la pedrea de subvenciones a entidades de dudosa utilidad para la sociedad no ha cesado, a pesar de las políticas de austeridad proclamadas desde La Moncloa.